Historias

Historias

Historias de la serpiente morada

  • 19 December 2012
  • yinetradio

Corría el año ture mek, la raza wemfay que vivía en el planeta shuntnet, estaban en una época de grandes logros para sus vidas, nada les preocupaba, para ellos no existía la pobreza o la diferencia de clases, una época de gloria en el planeta shuntney el cual giraba alrededor de un sol tan brillante como el nuestro y tres lunas de formas diferentes que para ellos eran su fuente de inspiración y protección, en aquellos tiempos, los meses se contaban en relación al número de animales domesticados que tenia, es decir, no siempre se repetía los números de meses, había años que era más largos y otros más cortos, dependiendo si domesticaba mas animales o estos se iban del lugar para regresar a su hábitat natural.  Una tarde-noche, cuando una de las lunas había llegado a tapar totalmente el sol, en el cielo se observo una llama que poco a poco iba aumentando, para ellos era algo muy extraño, ya que la llama parecía avanzar horizontalmente, no como los comunes que caen verticalmente, pero en cuanto apareció el sol nuevamente la llama desapareció, pero les quedo la duda que era ese objeto extraño,  faltaba otras 2 lunas así que todos estaban muy inquietos y ansiosos  a que estos crearan las noches cortas nuevamente. En la segunda luna, la llama había aumentado y  el objeto se parecía a las formas de sus casas muy puntiagudas, ya cuando estaba por llegar la noche, la última luna tapo el sol, y todos miraron el cielo, ya no se visualizaba el objeto, todos tenían curiosidad hacia a donde se había ido y que era ese objeto.

 

Como todos los seres vivos del universo seria lógico que los wemfay tuvieran miedo o terror en sus mentes, mas no fue asi, ellos en esa noche se reunieron en sus casas para platicar y buscar la explicación de tal fenómeno, todos los habitantes estaban presentes en una casa o en el otro, su multipresencia en los hogares lo lograban gracias a un conocimiento que ellos habían creado, ellos ya habían entendido que todo estaba conectado, o estaban en un solo contenedor. Todos tenían una explicación, y a la vez todos tenían la razón porque aun no estaba comprobado, y lo que hacía especial a los wemfay es que no había alguien superior al otro, se aceptaban tal como cual, por lo que sus conocimientos eran mucho más amplios. La noche avanzaba, solo se observaba la cuarta parte de la ultima luna, pero no se hacia visible el objeto, ellos pensaban que a lo mejor se había convertido en polvo o las lunas se lo comieron, que era la máxima protección para ellos. Del otro lado del planeta  shuntnet algo diferente estaba sucediendo a las teorías de los wemfay, había aterrizado una nave proveniente de un planeta muy lejano, habían viajado durante años, y por fin habían encontrado el planeta en busca, los tripulantes de la nave, decendieron uno por uno, de una escalera brillante que llegaba hasta los suelos del nuevo planeta.

 

Continuará…..

Historia de fe

  • 13 December 2012
  • yinetradio

Ver video... http://www.youtube.com/watch?v=Wpit5fVWXBM

Hay historias que son reales e historias mezclados con fantasía, pero en este caso, la historia se centra en la fe, algo que por naturaleza tenemos en nuestra mente o algo inducido por personas que llegaron a nuestras tierras y que después ellos mismos lo dudan.

Un día sábado 2 de octubre de 1976, la gente como siempre iban a la plaza, que provenían de diferentes ranchos o incluso de otros pueblos, y los que pasaban por la ermita Juquíla realizaban tequio unas 2 o 3 horas con el fin de mejorar el lugar, en ese tiempo estaba de mayordomo el señor Pedro Gómez, quien estaba a cargo de la actividad, la mañana trascurría con normalidad, la gente llegaba y otros se retiraban, cuando en eso se dan cuenta que una raíz de un árbol ( kukoj) estaba colgado en la parte de arriba, el mayordomo sin pensar en nada, subió y corto algunas partes que seguían enterrados, el kukoj resbalo sin problemas hasta donde estaba la gente trabajando y sin ponerle mucha atención lo tiraron, pero poco después la misma gente recogió el kukoj y lo salvaron de quedar enterrado bajo la tierra que estaban tirando, el día trascurrió como sin nada, ya por la tarde cuando el sol aun estaba  por ocultase, el señor Pedro le dijo a su hijo Evodio que trajera un machete, el cual lo trajo de inmediato, se pusieron mano a la obra, lo limpiaron y quedo en una forma casi de una persona, claro con algunos detalles que le faltaron, el kukoj tenia cabeza, la mano izquierda extendida y un poco levantado, la mano derecha le faltaba pero se notaba, las dos piernas cruzadas como un Cristo en la cruz y en la punta de la cabeza unos 3 a 5 zacate, terminado el trabajo, lo dejo parado al lado del camino solo para que la gente lo viera como un kukoj en forma humana. Avanzo otro poco la tarde, el mayordomo aun realizaba algunas actividades, un señor proveniente de Ayutla se acerco al kukoj sorprendido y lo miro con una alegría que en su rostro se notaba, de su bolsa tomo unos centavos y lo dejo cerca del kukoj, y aun mas prendió una vela  diciendo que era un milagro, en ese instante Pedro se quedo sorprendido pero aun así se burlaba ya que no podía creer como era posible lo que estaba sucediendo, y así termino el día, un día que en la mañana parecía un día normal, pero ya en la tarde cambio un poco, llego la noche, cerraron la ermita y fueron a descansar.

Al día siguiente sin recordar el suceso de ayer, fueron donde estaba la ermita, con la intensión de abrirla y para sorpresa, ya estaba abierta y aun mejor, el kukoj con su veladora  estaba dentro de la ermita, algo extraño, un milagro o alguien jugando a las bromas, pero ahí estaba parado con su mano extendida y sus piernas cruzadas apoyado a la pared.

Paso la semana y nuevamente llego el día sábado, y aun el trabajo continuaba, la gente dando su tequio los que iban a la plaza, Pedro seguía trabajando, cuando de repente empieza a sangrar en la nariz, posiblemente por el calor o un golpe pero estaba sangrando, no se detenía, gota tras gota caía la sangre, con los remedios aun así seguía, ya por la tarde aproximadamente a las 2 de la tarde, un señor de Mixistlan que ya iba de regreso a su pueblo paso por ese rumbo y se dio cuenta que el señor Pedro estaba sangrando y con una voz fuerte y a la vez tranquilizante le dijo, que has encontrado aquí, y lo que has encontrado es la causa de lo que te está pasando, pídele perdón y debes creer en él y ya no reírse de las personas que tienen fe de que sea un santo, después de escuchar esas palabras, el señor Pedro se dirigió a su cuarto donde ellos se estaban quedando como mayordomos, sirvió un cuarto de mezcal y empezó a hablarle al kukoj diciendo lo que el señor le había dicho, después de un rato su hemorragia  se detuvo.

 

Podemos pensar que solo son coincidencias o un milagro algo que no comprendemos o que va mas allá de nuestra entendimiento, pero ahí sigue la historia, la gente aun recuerda y pregunta que paso con ese kukoj, para algunos una muestra de la existencia de Dios, otros un milagro real. Mientras que Pedro y su hijo Evodio descansan en paz, aun la duda sigue, pero aun hay un testigo que posiblemente tenga la respuesta mas acertada.

Antes de la fiesta de 8 de diciembre del mismo año, varios sacerdotes entre ellos estaba Leopoldo Ballesteros quienes fueron a verificar el hallazgo y dijeron que era san pablo mostrándose en forma santo kukoj y posteriormente ya en la misa de la fiesta el mismo sacerdote  Ballesteros puso a 3 acólitos, uno en medio como representación de la aparición de san pablo en ese lugar y dio el mensaje a los creyentes que estaban presentes que un milagro había sucedido, un santo kukoj había sido hallado, y que él era san pablo y aun mejor, dijo que era necesario arreglarlo y pulirlo para que quede como un santo verdadero. Después llevaron al santo kukoj a la parroquia y la historia termina ahí porque ya nunca regreso el santo kukoj a su lugar, la pregunta sigue sin responderse donde está el santo kukoj?. Posiblemente la respuesta es, ya lo quemaron como leña o se mando a pulir pero como era tan milagroso que ya no quisieron regresarlo, pero solo son suposiciones  y no tiene ninguna validez, pero eso ya no importa la historia será recordado por aquellos que lo vivieron y que recibieron algún milagro como agradecimiento por la fe hacia ese santo kukoj y por ultimo su paradero lo dejamos bajo la responsabilidad de quienes se lo llevaron.

 

Gracias

Mayordomía de 1976

Donde están los jamás conquistados?

  • 30 July 2012
  • yinetradio

Donde están los jamás conquistados?

Un texto encontrado en una hoja tirada en uno de los caminos menos recurrido hacia el cerro del zempoaltepetl, quien lo tiro, esa es la pregunta.

 

Sin pensar a que iba al cerro, sin imaginar a qué horas llegaría, tan solo miraba el camino que nadie recurre, un camino solitario donde la misma naturaleza te exige silencio, paz y sobre todo tener la mente abierta. Aun el sol no salía, solo algunos rayos se asomaba por los agujeros entre los árboles, el frio aun era fuerte, mis pasos eran lentos por el frenado de las ramas que ya habían tapado el camino, sin darme cuenta visualmente, escuche un sonido que en mi mente formo como una hoja de papel seca que había pisado, a lo que rápidamente mire para ver si era una hoja o solo era mi imaginación.  Mi sorpresa fue grande, cuando una hoja media arrugada yacía en el suelo, con unos textos aun visibles escrito a mano con lápiz, pareciese como letras de alguien que aun estaba aprendiente a escribir. Abriendo las ramas para recoger el descubrimiento, me pregunte una hoja tirada aquí?, y me respondí, creo que no soy el único que encontró este camino. Agarre la hoja y lo abrí lentamente para asegurarme de que no se rompiera, y aun la sorpresa fue mucho mayor, cuando vi la fecha, con letras manuscritas de hace muchos años, y a continuación trascribo el texto.

“Ke pasa con mi jente, en centro del pueblo ya están cambiando, ya no son lo mismo ya están olvidando los que estamos en los ranchos, un persona llego de lejos y les está enseñando cosas, asta algunos ya cambiaron totalmente ya no caminan este lugar, y yo creo que esto va seguir mal, hasta ke la gente del centro nos va ver como pobrecitos cuando vayamos a vender nuestras cosechas, como veo las cosas, están siendo conquistados, en su mente, y controlados por esta nueva persona.

Yo camino aquí diario, pero hoy este es mi último pedir al creador, y yo escribo aquí, que ellos no nos olvide de  nosotros, que si ellos descubren algo bueno, ke también lo compartan kon nosotros, ke si ese nuevo gente, les enseña cómo podemos vivir mejor, nuevos saberes o como cultivar mejor ke nos sepa y con esto todos seremos muy bien, que será lo mismo vivir en el centro o en los rancheras, y todos sabríamos de todo, yo pienso que podremos evolucionar mentalmente y crearemos muchas cosas, como volar, y viajar lejos sin cansarnos y mas, pero ojala, los gentes del centro piensen asi, y no creer todo en lo que decir nuevo gente. Yo quero que hagamos nuestro propio camino, para los saberes de la vida sin tener que depender de nuevo gente.

Ojala llegar hasta aribo para dejar mi pedicion a creador, ya falta poco para que noche llegue.”

 

Al terminar de leer el texto, me quede todo pensativo por no decir otra cosa, que he hecho me dije, yo fui el primero en estudiar y conocer esta nueva gente, de las matemáticas, ciencia, y las nuevas formas de cultivo, pero no los compartí con mi gente quien alguna vez caminamos y luchamos juntos, ahora tengo mi casa de lujo, me pagan mi jubilación, y ahora aun hay mucha gente que viven de los ranchos que aun esperan de mi, ahora que lo pienso, si hubiera leído esta carta, hoy seriamos otro pueblo, con propios libros, matemáticas y ya hubiéramos creado nuestro propio avión y no estaríamos comprando maíz y no se cuanta cosa que nos llegan de esa nueva gente.  Qué vergüenza me da cuando esta nueva gente nos llama los jamás conquistados, cuando en realidad la situación es otra, ahora dependemos de la nueva gente, desde cuando nos hacen nuestros padres, hasta cuando tiran la ultima pala de tierra. Yo como primera persona en recibir nueva gente fui egoísta al no compartir ahora vivo bien, pero mi gente, se quedo cuando llegaron los extraños, ya no puedo cambiar el pasado, pero aun puedo cambiar el futuro y ni lamentándome de mi error no cambiaría nada, a lo mejor lo primero que aprendí  de esta gente es sentirme superior a los demás o ser el elegido como dicen ellos, los elegidos de DIOS.

 

Ahora solo me queda, reabrir el camino, y llevar esta hoja arrugada a su destino. Y de ahí, mirar el mundo, y sonreír porque llevare los conocimientos a toda mi gente, desde los que se quedaron esperando si aun viven hasta los que aún están por llegar, haremos volar el mundo para hacer honor a la persona que no llegó a su destino y se quedo aquí en esta hoja, porque la verdad del mundo está en nuestra mente y eso hará nacer la libertad de vivir felices.

 

Nota: Texto enviado por un usuario Anonimo.

Mi lápiz sin borrador

  • 13 June 2012
  • yinetradio

©Godofredo Jiménez Ocampo

Del libro: Cuentos para no dormir

Kats tenía siete años y acudía con irregularidad a una escuela rural en la sierra Mixe, región cubierta de neblina la mayor parte del año. Sus padres le compraron un lápiz de color amarillo  y al término de un mes se quedó sin goma. Situación que preocupó  a Kats, ya que eso equivalía a no equivocarse en clases.

De modo que empezó a recorrer interesadamente algunos lugares  hasta llegar a la ex bodega del IMSS. Donde ocasionalmente reciclaba papel carbón y autocopiante para calcar dibujos, revisó todos  los estantes y rincones hasta que por fin encontró un pedacito de lápiz, su goma casi intacta; no dudó ni un segundo en reciclar el hallazgo, con paciencia  y cuidado retiró la goma que enseguida le acomodó a su lápiz.

Al día siguiente Kats regresó a la escuela, feliz de la vida y  en cada error borraba, corregía  con emoción, más en matemáticas. En seguida se percató de que la goma no duraría con la frecuencia de desaciertos en los resultados. De modo que empezó a evitar los errores.

Su vida transcurre con regularidad  y disfruta la vida en un marco de respeto y armonía. El niño se hizo adolescente, joven y observador permanente de todo cuanto ocurre a su alrededor.

Kats es un fiel amante de la música de banda  y participa con emoción en la fiesta anual del Santo Patrono, las bandas de la región compiten en ejecutar sus mejores partituras.  Los asistentes no dejan espacio en la pista de baile.

Kats y sus amigos se divierten plenamente cuando la banda comenzó a tocar con magistral ejecución las partituras de la composición titulada “mi lápiz sin borrador” a medida que avanza la música y la letra, Kats profundiza sus recuerdos hasta que llega a comprender; que es la historia de su infancia, el juego solidario, las frustraciones personales, las preguntas sin respuestas y muchas otras vivencias.

Kats no podía contener la emoción, abandonó la pista y se dirigió al viejo campanario a revivir su infancia, con lágrimas  en el rostro, alzó la vista al cielo, diciendo gracias Amigo Soberano, tú que todo lo observas, lo escuchas, desde pequeñas cosas, las que hice en secreto, las que dejé de hacerlo involuntariamente y te inspiras en eso para armonizar todo en una partitura.

Siempre creí que las estrellas, los océanos, los insectos, los huracanes, el agua dulce, el vino, las flores, el Diablo entre otros son más importantes que Kats. Un noble y humilde caballero; ahora entiendo que nadie ni nada es más importante en la igualdad de tu amor, tu creación y el juego de la vida…

©Godofredo Jiménez Ocampo

Del libro: Cuentos para no dormir

Páginas